¿Piso en el ACWI?

Desde mi último artículo el 30 de Diciembre, el segmento cíclico siguió con un outperformance sobre el segmento growth hasta alrededor del 20 de Enero. Los comentarios de varios consejeros de la FED y miembros del FOMC sobre un aumento de la velocidad del tapering y alza de la TPM de ese país, pesaron sobre las tasas del mercado donde la del bono del tesoro a 2 años subió desde 0.74% el 30 de Diciembre a 1.19% a hoy, y la del de 10 años subió desde 1.51% hasta 1.90% al 18 de Enero (que fue la fecha en que los bonos de 10 a 30 años alcanzaron su peak).


Lo que se puede interpretar tanto de la parte larga de la curva, como del spread de tasas entre la parte corta y larga de ella así como del bajo desempeño del segmento cíclico en Estados Unidos desde el 18 de Enero, puede tener que ver con una disminución de las expectativas de crecimiento en la economía en el primer trimestre. Las expectativas de la FED de Atlanta en su indicador "GDP now" muestran un crecimiento esperado de o.1% para el primer trimestre del 2022 en Estados Unidos (muy por debajo de las decrecientes expectativas de bancos de inversión), lo anterior influenciado probablemente en gran parte por el menor aporte del gasto fiscal comparado con igual trimestre del año pasado, y debido al efecto de Omicron en el crecimiento.


Adicional a lo anterior, se puede inferir que el mercado está interpretando que alzas de tasas de corto plazo no favorecerán el consumo y la inversión real, y eso tiene un impacto directo en el crecimiento esperado. Esta tendencia es observable en gran parte del mundo desarollado donde esta semana se espera que continúen las alzas de TPM con el Banco de Inglaterra que se espera suba el Jueves su tasa overnight desde o.25% a o.50% (además varios bancos comenzaron hace unos días a anticipar un alza de tasas para el cuarto trimestre por parte del BCE). El mercado ya tiene internalizadas 4 a 5 alzas para este año por parte de la FED y esto se ha reflejado en el rally del USD en el mundo contra las monedas del G7.


Creo que en el muy corto plazo (Febrero y quizás Marzo), las tasas, sobre todo las largas, tenderían a caer debido a que creo que estamos en un peak de expectativas de agresividad por parte de la autoridad monetaria de Estados Unidos y por las menores expectativas de crecimiento en US en el 1Q22, y por el comienzo de una tendencia de expectativas de caída en la tasa de inflación (como lo he comentado en mis últimos artículos mis indicarores líderes esperan una corrección relativamente fuerte de la tasa de inflación en Estados Unidos en los próximos meses desde la lectura de Enero), lo que iría aplanando la curva y desplazándola hacia abajo (es decir, como lo ha señalado Powell, los mercados monetarios funcionan mucho con las señales y expectativas que entregan los institutos emisores - incluso antes de si quiera hacer lo que dicen que podrían hacer). No obstante lo anterior, la inflación probablemente se estabilizaría en torno al 3 a 4% en 12 meses a mediados de año y quizás terminaría el año más cercana al 2 a 3% anual y la FED quizás haga sólo 2 o 3 aumentos en el año (y no más). Si de cara a las elecciones, continúa la responsabilidad fiscal que Tío Sam ha mostrado en los últimos meses (lo que no es descartable debido a la firmeza mostrada por los Republicanos), es razonable pensar en ese rango de inflación e incluso en uno menor, y en un menor crecimiento esperado para el año. Si Tio Sam comienza nuevamente con paquetes de estímulos gigantes como los que hubo cuando comenzó el Covid (esta vcz por presiones sociales, las elecciones políticas en US de Noviembre o por una eventual guerra con Russia, etc.), se corre el riesgo de anclar expectativas de mediano y largo plazo en la curva de tasas (que hoy son inexistentes), de una inflación anual de 3 a 4%, lo que desplazaría toda la curva en el segundo semestre fuertemente hacia arriba. Si eso pasa, la parte larga de la curva subiría fuertemente desde mediados de año (con un sesgo a que sea antes que después), con un bono a 10 años que podría llegar a 3 a 5% (lo que provocaría una fuerte caída en el valor de los bonos de largo plazo y con el consecuente efecto en bolsa).


Lo recién señalado tiene efectos importantes desde el punto de vista del assett allocation de un portafolio. Son muchas las variables en juego y, como este juego es dinámico, habrá que ir adaptándose en función de los nuevos análisis y expectativas que se tengan o se hagan. Sin embargo, si se produce una menor inflación y las expectativas de aumento de tasas no solo son menores sino que decrecientes en el segundo semestre (es decir, que la TPM de la FED suba a 0,5 o 0,75% al 3Q por ejemplo, para luego "ver" expectativas de volver a cero o incluso tasas negativas - similar a lo que pasó el 2018), el segmento tech del mercado y las FAAMGT podrían tener un sobredesempeño. Si por el contrario, se produce un aumento persistente de expectativas de alta inflación en el mercado, lo anterior produciría el desplazamiento al alza de la curva de tasas y una fuerte caída de todo el segmento growth de Mr. Market, y los flujos de este segmento se irían al segmento value (acciones estilo Berkshire Hathaway de Buffett o Viacom).


Ya vimos en Enero lo que cayó el Nasdaq (por el underperformance del segmento growth), donde hasta el 18 - 20 de Enero llegó a caer 18% (desde el peak en Noviembre al piso en Enero), lo que coincidió con el tono agresivo de alza de tasas de la FED, inflación aumentando y tasas y spreads subiendo (de hecho, no es coincidencia que el peak de las tasas de 10 a 30 años haya coincidido con el mínimo de Mr. Market). En un escenario de desplazamiento de la curva como el señalado, ese movimiento sería mucho mayor y vendría en olas que durarían meses. Sin embargo, lo opuesto también podría pasar (aplanamiento de la curva y disminución de tasas largas unido a un sobredesempeño del segmento growth).


En el muy corto plazo, podría haber un relief rally en el ACWI y en Estados Unidos (particularmente en algunos sectores y acciones de esa bolsa), y una baja en el VIX así como en el USD index. La mayoría de varios indicadores que sigo hablan de un pesimismo extremo (al que se llegó el 28 de Enero am). No obstante lo que pase en el corto plazo, debido a la alta valoración histórica que he comentado en estas columnas de la bolsa en US, en los próximos meses, otros mercados como los emerging markets (de los que Chile es parte), se podrían ver beneficiados de las salidas de flujos de capital del país del Norte.


Gracias por leer.



Nota: Los comentarios, ideas o instrumentos señalados en este artículo así como cualquiera de los mencionados en www.fepic.cl NO deben ser vistos como recomendaciones de inversión o como una asesoría de inversiones y Ud. debería consultar con su Asesor de Inversiones antes de tomar cualquier decisión sobre cualquier comentario realizado en este artículo o en www.fepic.cl.

61 visualizaciones